DONCEL y Guía E participaron de un intercambio de aprendizajes con organizaciones norteamericanas

DONCEL y la Fundación Nebraska Children (NCF) realizaron en 2018 un intercambio de aprendizaje. La experiencia se centró en conocer los sistemas de protección de ambos países y los modelos de intervención de las organizaciones de la sociedad civil para mejorar la calidad de vida de jóvenes sin cuidados parentales.

Durante los dos encuentros –primero, en Buenos Aires y después en Omaha, Nebraska-, jóvenes y representantes de las organizaciones se preguntaron cuán diferente es crecer sin el cuidado familiar en un país del norte y otro del sur. El resultado de la experiencia compartida evidenció que, pese a las diferencias, hay muchos aspectos en común.

El intercambio se realizó en el marco de la iniciativa (Re) Connecting Youth: Exchanging Global Lessons de IYF, con apoyo de la Fundación Robert Wood Johnson

“El intercambio entre NCFF y Doncel fue una experiencia innovadora de aprendizajes entre norte y sur”, consideró Dana Borzese, directora operativa de DONCEL y destacó: “Nos permitió reconocer que nuestro trabajo de acompañamiento de la transición de jóvenes hacia la vida independiente basada en la participación juvenil es una metodología innovadora, incluso para organizaciones de Estados Unidos, como NCFF, que cuentan con múltiples recursos. La participación de jóvenes de la Guía Egreso resultó un modelo de trabajo inspirador acerca del acompañamiento entre pares para fortalecer transiciones hacia la vida independiente”.

Buenos Aires

Michayla Stawniak, de 19 años, y Khalil Jordan, de 20, crecieron bajo el cuidado del sistema de protección Estatal norteamericano y participaron en la primera etapa del intercambio, que se realizó en mayo en la Ciudad de Buenos Aires. Viajaron en compañía de Jason Feldhaus, Sara Riffel y Lincoln Arneal, de NCF; Leslie Bruto, de Annie E. Casey Foundation, y Sixto Cancelar, de Think of Us.

Los equipos de DONCEL y jóvenes de la Guía E les contaron sobre el proceso que protagonizaron hasta lograr la sanción de la primera Ley de Egreso de la región y sobre el modelo de participación juvenil de DONCEL y Guía Egreso. La agenda incluyó además una visita al Congreso de la Nación, a un Hogar y a conocer el programa Servicios Para la Autonomía (SPA). Durante cinco días ambos, ambos grupos compartieron charlas, mates, comidas, peinados, bailes y abrazos, forjando también un lazo de afectos y amistad. El intercambio fue facilitado por el trabajo de las traductoras.

“No podíamos creer que desde tan lejos vinieran a conocer nuestro trabajo. Eso nos dio la pauta de que cada acción que llevamos adelante no queda en la nada. Nos dimos cuenta la importancia del trabajo que hacemos”, reflexionó Jesica Quequi Waksmann, coordinadora de Guía Egreso.

Nebraska

La segunda etapa del intercambio se realizó en junio en Omaha, Nebraska. David Paredes, Yamila Carras, Jasmín Ccasani y su coordinadora de la Guía Egreso, Jesica Quequi Waksmann, viajaron a Estados Unidos junto a Dana Borzese, directora operativa de DONCEL.

En Estados Unidos, el grupo argentino presentó su experiencia en un panel y pudo conocer de cerca el trabajo de varias organizaciones que acompañan a niñas, niños y adolescentes sin cuidados parentales y visitar una institución estatal. También hubo tiempo para una cena en casa de uno de los anfitriones, con juegos de cartas y muchas risas.

“Estos espacios seguros que nos dan las ONG como Doncel o Nebraska Children son las verdaderas herramientas que necesitamos para seguir construyendo nuestras vidas, puentes, lazos, amigos, apoyo y escucharnos”, reflexionó Yamila Carras.

Yamila Carras, joven de la Guía Egreso, escribió algunos recuerdos a su regreso del viaje a Nebraska:

“Tuve un lugar en un panel donde pude hablarles a personas que fueron a escucharme. Hablé sobre lo que estaba sintiendo en ese momento, pude verme a mí misma, sentía valor y solo me expresé.

Lo más importante del proceso de un niño que ha pasado por el sistema de protección es la salud mental, es lo primero que hay que trabajar para sentirse seguro luego de haber sido abandonado. El afecto, la conexión que se pierde de un solo tirón, te rompe. Vas creciendo sin saber tus derechos, sin saber de valores y te vas armando.

Hablé de ser madre y lo difícil que es sentir amor, por miedo a darlo mal y lastimar. Estaba emocionadísima de los pasos y logros que fui dando en la vida, me sentía feliz y orgullosa.  Vi en muchos rostros lágrimas y sentí que logré la empatía con ellos. Me sentía segura del trabajo que estábamos haciendo”.

Aprendizajes

Durante el intercambio, ambos grupos lograron identificar aspectos comunes y diferentes de sus realidades. En este sentido, encontraron que muchas de las causas por las que niñas, niños y adolescentes no pudieron crecer con sus familias son similares en ambos países: el abandono, el maltrato y la violencia, el abuso de sustancias y la pobreza. Por otra parte, fue visible que las estrategias para el abordaje de jóvenes sin cuidados familiares son diferentes en Argentina y Estados Unidos, no solo en cuanto a recursos disponibles. Por ejemplo, en Argentina, la mayor parte de niñas, niños y adolescentes que debieron ser excluidos de sus hogares con medidas de protección especial pasan a vivir en instituciones convivenciales, mientras que en Estados Unidos tienden a vivir en familias de acogida.

“El diálogo e intercambio que se generó entre jóvenes de ambos países permitió transcender las diferentes realidades y que aprendan acerca de los sistemas de protección, los recursos, políticas y derechos que es necesario demandar para mejorar las realidades de quienes crecen separados de sus familias”, expresó Dana Borzese.

El contacto entre ambos grupos continúa ahora en reuniones periódicas a través de video conferencias, en las que se continúa consolidando los vínculos y trabajando en estrategias para mejorar la calidad de vida de jóvenes sin cuidados parentales.

“Solo los que pasaron la experiencia de vivir sin sus familias pueden, mejor que nadie, concientizar sobre la problemática y buscar estrategias para llegar a soluciones más efectivas”, concluyó Jessica Quequi Waksmann, coordinadora de la Guía Egreso.

Comparta sus opiniones