Llaves para la Autonomía: un modelo integral de acompañamiento

El proyecto “Llaves para la Autonomía, acompañamiento de adolescentes desde el sistema de protección hacia la vida adulta” es una iniciativa que, desde hace cuatro años, llevamos adelante desde la asociación civil DONCEL junto a UNICEF Argentina.

En 2018, el programa se implementó en las provincias de Misiones, Jujuy, Tucumán, Salta y Santa Fe (en dos sedes, Rosario y Santa Fe Capital), consolidando un modelo integral de acompañamiento hacia la autonomía de adolescentes y jóvenes sin cuidados parentales entre 13 y 21 años que viven en hogares convivenciales.

Los objetivos del programa fueron mejorar la calidad de vida de adolescentes que residen en los distintos dispositivos de cuidado y fortalecer las prácticas institucionales que redunden en mayor autonomía para los chicos y las chicas.

Llaves para la Autonomía tuvo tres líneas de trabajo: la asistencia técnica a políticas y programas provinciales, el acompañamiento a instituciones de cuidados alternativos y la empleabilidad de las y los jóvenes a través de una Red Socio-Laboral local.

Asistencia técnica a las provincias

Acompañamos a las autoridades provinciales de niñez en la puesta en marcha de diferentes líneas de políticas públicas orientadas a acompañar la transición de jóvenes a nivel local o provincial.

Se crearon Comisiones de Autonomía (en Santa Fe, Rosario y Salta), se inauguró una nueva Casa de PreEgreso (en Jujuy), se abrieron Espacios juveniles (en Tucumán) y se comenzó a implementar el Programa de Acompañamiento al Egreso, según Ley 27.364 (en Tucumán).

Además, en Rosario, Tucumán y Salta se conformaron Mesas Intersectoriales de Autonomía. En tanto, las provincias Jujuy y Santa Fe comenzaron a dar los primeros pasos para su conformación.

Acompañamiento a Hogares convivenciales

242 personas de 29 instituciones participaron del programa para mejorar las prácticas institucionales y poder garantizar la adquisición de autonomía progresiva de niños, niñas y adolescentes en la vida cotidiana. Se realizaron 21 planes de mejora institucional, la gran mayoría de los cuales incorporó la participación de jóvenes en su planificación e implementación.

“Se pueden modificar prácticas muy arraigadas institucionalmente si se piensa en equipo y en función de los deseos o proyectos de los jóvenes” (Equipo técnico, Santa Fe)

 “Se unió el equipo de trabajo mucho más y hay más diálogos. Aprendimos a escuchar más a las niñas” (Dirección, Rosario)

 “Autonomía es mucho, muchísimo más que saber cocinar, limpiar y hacer mandados. Y Agradecer la oportunidad de poder mejorar nuestro trabajo y las condiciones de vida de las nenas” (operadora, Rosario)

 “Aprendí acerca de la ley, de los derechos de los NNA el marco normativo, y herramientas y estrategias para el trabajo con adolescentes y el personal de cuidado” (Equipo técnico, Misiones).

 Acompañar a los adolescentes en sus fracasos y no que sea toda prohibición (Operadora, Misiones).

Redes SocioLaborales locales

Nos vinculamos con 167 instituciones -empresas privadas, organizaciones de la sociedad civil y organismos públicos- y personas físicas que ofrecieron oportunidades de trabajo, capacitación para el empleo y prácticas laborales. Realizamos seis encuentros “Sector privado y empleos inclusivos para jóvenes”, un espacio de trabajo e intercambio y una oportunidad para que empresas y organizaciones conozcan experiencias exitosas de inclusión laboral de adolescentes sin cuidados parentales.

En 2018, trabajamos con un total de 163 jóvenes y se produjeron 186 derivaciones de distintos tipos: laborales, de formación, de terminalidad educativa y otras.

46 jóvenes que participaron del programa consiguieron empleo y otros 81 jóvenes fueron derivados a cursos de capacitación orientados a aumentar la empleabilidad.

“Me acompañaron en el proceso de independencia, me ayudaron a expresarme y comunicar lo que yo quería decir”.

“A mí me costaba dejar el hogar, no quería irme, y ahora pude animarme ya que ustedes me ayudaron a organizarme”

Comparta sus opiniones