Impacto positivo para hogares en Santa Fe del Proyecto Llaves para la autonomía

La primera etapa del proyecto Llaves para la autonomía, un trabajo conjunto de Doncel y Unicef, con enfoque en el entrenamiento de profesionales para desarrollar herramientas de acompañamiento de adolescentes residentes en hogares desde el Sistema de Protección a la vida adulta, tuvo su cierre en las localidades de Rosario y de Santa Fe.

Les compartimos algunas de las frases de conclusión de los participantes durante las jornadas de cierre de esta parte del Proyecto, frases que resumen el impacto positivo del mismo para los equipos técnicos, personal de apoyo y operadores convivenciales que trabajan con los jóvenes en los hogares.

Integrantes de equipos de diferentes centros residenciales en Rosario:

“Rescato poder pensar y visualizar la situación de los adolescentes saliendo de la institución. Esto es posible.”

“Desde la primera vez que me fui del taller, abordé a las niñas de otra manera, poder ver cosas que no miramos al estar encerrados.”

“Pensar al joven más allá de la institución.”

“Este espacio me permitió conocer lo que pasa en otras instituciones así podemos pensar una nueva institucionalidad.”

 

Integrantes de equipos de diferentes centros residenciales en la Ciudad de Santa Fe:

“Me preocupaba que les queda a lo jóvenes del pasaje por el hogar, trabajo acá hace poco, me tranquiliza que podamos verlo como un tema importante.”

“Me parece importante tener un plan B, no quedarse con un plan solo.”

“Me parece que hay que encontrarle la vuelta para que las instituciones no se coman lo que uno tiene para dar.”

“Podemos comenzar a enfocar la autonomía en nuestra tarea, me llevo muchas herramientas.”

“Siempre se trabaja la autonomía pero estos talleres nos permiten verla desde otra perspectiva. Ver situación por situación. Ampliar la estrategia.”

“Autonomía como central y no como algo colateral. Cómo ayudar a los jóvenes en un pasaje de la demanda a una producción propia.”

“¿Cómo escuchamos a los jóvenes? se trata de lo que ellos quieren o de lo que queremos los adultos.”

El próximo paso en estas dos ciudades será lo que denominamos la actividad de co-producción, generando un espacio – en forma de talleres – donde los mismo jóvenes expresan e intercambian sus miradas con los equipos de profesionales que trabajan con ellos diariamente y realizan aportes en la etapa de diseño de proyectos que se implementarán en los hogares participantes.

Comparta sus opiniones